El Consell d’Eivissa elabora un mapa de puntos de pesca para defender caladeros tradicionales de “gerret” y artes de parada

By 27 Noviembre, 2019Sin categorizar

El director insular de Medio Rural y Marino, Juan Marí, junto con el biólogo Juan Pantoja, y representantes de las cofradías de Eivissa y Sant Antoni, han presentado hoy el ‘Mapa de Puntos de Pesca Tradicionales’ una herramienta que, tal como explicó Marí, se remitirá a la Dirección General de Medio Rural y Marino del Govern Balear, “para que con este catálogo se puedan defender caladeros fijos de pesca con artes de tiro y artes de parada, frente a actuaciones en el litoral que puedan afectarlos”. Como ejemplo se refirió al caso de Tagomago, donde la colocación del campo de boyas afectará tanto a una zona de pesca de “gerretera” como supondrá la pérdida de la zona de calamento de moruna o suelta.

“El objetivo del presente proyecto realizado desde el Consell d’Eivissa es hacer un catálogo de puntos fijos de pesca con artes de tiro (“gerretera”) y artes de parada (moruna, tonaire, solta), aparejos de pesca profesionales que se caracterizan por tener un espacio concreto del litoral donde se utilizan mediante una capa de GIS” explicó el redactor de este mapa, Juan Pantoja. Las tareas desarrolladas en el ámbito de este proyecto han sido una primera identificación de los puntos de pesca para ambos aparejos de pesca y un estudio de la evolución temporal del uso de las artes de parada a partir de los registros que figuran tanto en la Cofradía de Eivissa como de Sant Antoni a partir de 1969.

Dentro del ámbito de este estudio el biólogo Juan Pantoja ha ido a las Cofradías de Eivissa y embarcado con los propios pescadores profesionales para identificar in situ las zonas de pesca de estos artes de pesca. El catálogo de zonas de pesca incluye todo el litoral de la isla de Eivissa, y por tanto el ámbito territorial de las dos Cofradías.

La identificación de estas zonas y su difusión puede ayudar tanto a evitar la colocación de infraestructuras en estas zonas, campos de boyas en zonas de pesca de “gerret”, como ayudar a la navegación litoral. “Muchas veces, uno de los principales problemas es que el desconocimiento de las zonas donde se necesitan estos aperos hacen que el tráfico marítimo que hay durante el verano interaccione negativamente con estas modalidades de pesca. Esto se traduce en enganchadas de las embarcaciones con los aperos, roturas de aparejos etc.”, explicó Pantoja.

ARTES TRADICIONALES

La “gerretera” es el aparejo que se emplea para la pesca del “gerret” el cual siempre se cala en los mismos lugares, y las artes de parada son artes fijas de red que se calan perpendicularmente a la costa con uno de los extremos fijado al suelo y el otro mediante elementos de flotación y anclaje. Los artes de parada se clasifican en 4 tipos, solta, almadravilla o tonaire, almadraba y moruna, cada una con diferentes características.

Dentro del trabajo que se presenta, se ha hecho un estudio de la evolución en la pesca con artes de parada a lo largo del tiempo, desde 1969. Los datos muestran una pérdida de puntos muy importante con 36 puntos que no se utilizan desde del año 2000, catalogados como históricos, 20 que no se han utilizado en los últimos 5 años y sólo 33 puntos que actualmente están asignados en los sorteos que se hacen para utilizar este puntos.

A partir de los datos obtenidos del libro de registros de la Cofradía de Pescadores de Eivissa y Sant Antoni se ha podido analizar los cambios en los aparejos utilizados por los pescadores a lo largo del tiempo. En un principio los aperos utilizados por los pescadores eran principalmente las almadravilles y las soltas. Es a partir de 1988 que se deja de utilizar la almadravilla y ésta es reemplazada por los tonaires, un arte de pesca de parada más selectivo para las sirvias y de unas dimensiones más reducidas que hacen que su calamento y mantenimiento sea más cómodo para los pescadores. Ambos son aparejos antiguamente dedicados a la pesca del atún que en la actualidad no se pueden utilizar para la pesca de esta especie por el sistema de cuotas que hay.