Los panes integrales de trigo ‘Xeixa d’Eivissa’ se comercializarán a partir de este viernes a siete hornos de la isla

By 3 Diciembre, 2019Sin categorizar

El antiguo molino harinero hidráulico de época árabe en Can Planetes, Santa Eulària, ha acogido hoy la presentación del lanzamiento comercial de pan elaborado a partir de trigo ‘Xeixa ‘Eivissa’. El director insular de Medio Rural y Marino, Joan Marí, junto con el gerente de la Cooperativa de Santa Eulària, Xavi Conesa, y de miembros de la Asociación de Panaderos y Pasteleros de PIMEEF, explicó que después de un largo camino iniciado el año 2017 para recuperar la semilla de trigo Xeixa originaria de Eivissa, recuperada de un productor de Corona, hace un año ahora se sembraba el trigo que se utilizará en el proyecto de valorización de panes de calidad en el que participan el Consell Insular d’Eivissa, la Asociación de Panaderos y Pasteleros de la Pimeef y la Cooperativa de Santa Eulària junto con varios productores de trigo.

“El proyecto tiene como objetivo recuperar el trigo tradicionalmente empleado para hacer pan e incrementar su valor a través de panes artesanos de calidad y saludables, con harina integral y elaboración con masa madre, consiguiendo así dinamizar el sector panadero e incrementar el cultivo de cereal en el secano, el espacio agrario más castigado por el abandono, teniendo en cuenta que cada kg de pan supone cultivar 12 m2 de tierra “aseguró Marí.

 

Un total de 7 hornos de Eivissa participan en el proyecto con un total de 12.000 kg de harina de Xeixa que serán comercializados a partir de este viernes 6 de diciembre, cada martes y viernes. Los hornos participantes son: Can Blay, Can Bufí, Can Cuevas, Can Noguera, Gatzara y La Canela y Samovar.

Marí ha explicado que si el proyecto tiene éxito, la superficie dedicada al cultivo de Xeixa irá incrementando para abastecer la demanda. “Se trata de un proyecto que además de poner de relieve el papel de los hornos tradicionales, y mantener el tejido empresarial, tiene un impacto en la salud humana gracias a la promoción del consumo de pan integral, rico en fibra, y también sobre la conservación del territorio en Eivissa y la actividad agraria”.

Antecedentes:

El trigo y el pan son uno de los elementos básicos de la alimentación en el Mediterráneo. El consumo de pan tradicionalmente superaba el kg por persona y día. Como base de la alimentación siempre ha sido un producto preciado y que a menudo se tenía que importar porque el clima de Eivissa es demasiado seco para el óptimo de producción del trigo. Sin embargo, desde antiguo se ha cultivado y se han conservado varias variedades que están en riesgo de desaparición como el Xeixa o el mollar rojo, junto con cebadas como la cebada blanca y la cebada negra, que a menudo se mezclaban con el trigo cuando no había suficiente. Otras variedades muy apreciadas como la xeixa blanca o el mollar blanco no se han podido recuperar o están en proceso de recuperación.

El trigo Xeixa es una de las variedades tradicionales de trigo blando (Triticum aestivum) antiguamente muy preciado para la elaboración de pan en Eivissa y en nuestro entorno geográfico próximo. El trigo panadero o blando, es un trigo ancestral más antiguo que la espelta de la que fue uno de los parentales. La espelta, actualmente tan de moda, se cultivaba en las zonas frías del norte de Europa o de las zonas de montaña, donde el frío limitaba el cultivo de trigo blando.

Genéticamente se ha podido diferenciar el trigo blando de Eivissa de otros ecotipos de trigo que también se llaman Xeixa, Xexa, Jeja, y por lo tanto es importante mantener la diversidad genética y su conservación. En este momento la superficie de cultivo de cereales está en reducción por la problemática de las sequías de primavera y no llega a las 100 ha, de las que el trigo es inferior a las 20 ha. El trigo Xeixa es marginal en Eivissa por haber sido desplazado por las variedades comerciales más productivas y de altura de caña inferior, aunque es un trigo más adaptado a las condiciones de sequía mediterráneas. La Xeixa actualmente se está revalorizando como trigo antiguo y tradicional en Cataluña y el resto de Balears. En Eivissa, a raíz de las actuaciones de conservación de las variedades tradicionales hay dos hornos que emplean este trigo como fuente de diferenciación Can Cuevas y Can Blay