Más de 40 personas asisten al taller de formación en sala de las jornadas gastronómicas

By 30 Octubre, 2018Sin categorizar

Más de 40 personas han asistido al IV Taller de Formación en Sala, celebrado en el Restaurant Cas Costes, Sant Jordi de ses Salines, en el marco de las Jornadas Gastronómicas de otoño # EivissaSabor18, que organizan el Consell d’Eivissa y PIMEEF Restauración. La vicepresidenta segunda del Consell, Marta Díaz, destacó que “es importante que los ponentes sean de la isla, ya que conocen mejor que nadie las necesidades que tenemos aquí. En definitiva, nuestro objetivo es que el aprendizaje sea práctico y interesante y para el Consell es una satisfacción que estas jornadas tengan tanta aceptación”.

La periodista y directora de Gastroactitud Julia Pérez Lozano ha recordado que “en un restaurante vuelves si comes bien, pero nunca volverás si te tratan mal y esto es responsabilidad del camarero. Es muy importante que el camarero conozca los productos, que haya probado todos los platos de su menú y que sepa explicar a los clientes su oferta gastronómica, especialmente con respecto a la materia prima local, las bodegas o los aceites. Es terrible que un camarero no sepa explicar un plato o se lo invente. El camarero es la cara del restaurante y la figura clave en el éxito del negocio. el cliente no volverá a un restaurante donde no la han atendido con educación y amabilidad o donde se percibe caos y desorganización. Tampoco a un restaurante donde el camarero huele de sudor, porque esto también transmite la imagen que la cocina no está limpia “.

Cristóbal Toledo, director general del grupo Nassau, explicó que “empecé a trabajar con 16 años en Argentina y me siento orgulloso de ser camarero. En Ibiza muchos locales cometen el error que los clientes no se sientan bienvenidos, y yo creo que camareros contentos hacen clientes felices. es una profesión muy bonita que te puede llevar muy lejos si eres apasionado en lo que haces. He llegado a ser director de una empresa con 300 empleados y considero que la figura clave de nuestros restaurantes es el camarero: Transmite al cliente todo el trabajo del equipo “. En este sentido ha añadido que “la actitud, saber vender y afrontar el trabajo de una manera positiva es fundamental. No es tan importante la experiencia como la actitud, y eso es lo que más valoramos en la selección de personal y más del 90% de nuestra plantilla es fija. el aprendizaje es parte del día a día. cuando crees que lo sabes todo es cuando dejas de aprender y esta actitud no es buena para el negocio. por eso nosotros confiamos en personas que tienen ganas de aprender y de crecer “.

Por su parte, Javier Zárate, manager de Heart Ibiza, explicó que recibe más de 3.000 currículos cada año, entre los que selecciona diferentes tipos de perfiles para el restaurante y el club hasta conformar una plantilla de 60 personas. “En la entrevista personal pregunt por hobbies y también por conocimientos gastronómicos, del tipo de cocina, pasando por productos o técnicas. Por supuesto, deben gestionar idiomas. Pero lo más importante es la actitud y las ganas de trabajar. Esto no lo puedes enseñar y con cada persona. Tenemos buenos profesionales pero marca la diferencia la persona que disfruta de su trabajo frente a quien sólo viene a la isla a hacer la temporada “. Javier Zárate ha subrayado que “nuestros clientes pagan mucho dinero para venir al restaurante y deben sentirse súper especiales. Por eso es muy importante saber mantener la calma y gestionar situaciones de crisis. Necesitamos camareros que sepan comunicar y vender”. A preguntas del público, Javier Zárate lamentó que “en las escuelas se enseñan cosas que hoy en día no sirven para nada y sin embargo faltan asignaturas sobre productos y conocimientos generales sobre gastronomía que hoy son imprescindibles para el camarero”.

Teresa Ferreira, autora del “Manual del camarero”, incidió en que “el camarero es la imagen del negocio y si tiene las uñas sucias o huele a sudor o de tabaco, destroza la comida. Un camarero que trabaja en la playa se debe cambiar varias veces de camisa en un servicio, si es necesario. del mismo modo, un camarero con un perfume fuerte, puede anular la percepción de la comida. El lenguaje corporal del camarero y su actitud es muy importante y no se ‘debe olvidar que el cliente no quiere ser servido, sino que quiere que le cuiden. por todo ello, no hay que olvidar problemas personales y dejar de lado las conversaciones privadas por ser el anfitrión del cliente “. También ha hecho hincapié en que “debemos saber disculparnos ante un error y tomarnos una queja como una oportunidad para mejorar y no como una crítica personal. Los clientes deben sentir que los entendemos y que les daremos una solución . Es decir, el cliente nunca se convierte en un problema cuando se ha quejado “.

En esta jornada, Joan Marí, ingeniero técnico de la Agrupación del Olivar explicó que desde la marca Aceite de E “estamos trabajando para catalogar el aceite de Eivissa como producto tradicional de las Islas Baleares”. Además ha asegurado que “los aceites que se producen en Ibiza aportan valor añadido a la oferta gastronómica” y consideró muy positivo que, por primera vez, los restaurantes que participan en las Jornadas Gastronómicas de otoño ofrezcan cata de aceites de la manzana en la tabla.

Además, Vicente Tur, maître del restaurante Can Berri Vell y profesor de Restauración del SOIB ha animado a todos los presentes a explicar a sus clientes las características de los vinos de la tierra, como un elemento diferencial de la gastronomía autóctona, y ha presentado vinos de las diferentes bodegas: “Debemos estimar todos a esta isla y vender nuestro producto, porque tenemos vinos fantásticos de los que nos podemos sentir orgullosos”. En la misma línea, Stella González, de Can Rich, ha recordado que las bodegas locales no tienen nada que envidiar a las peninsulares y, de hecho, recogen premios nacionales e internacionales.

En el marco de las Jornadas Gastronómicas de otoño, el sábado 3 de noviembre se celebra la ruta entre las almazaras de Can Pep de sa Plana y de Sant Joan, en colaboración con la Agrupación del Olivar de Eivissa.