Sabores de Ibiza

En una casa payesa de 200 años se encuentra el hotel Can Curreu, cuyo lema es ofrecer el lujo de lo natural. Su restaurante utiliza productos frescos de primera calidad y aprovecha al máximo la producción de su propio huerto. Su propuesta gastronómica se funde con su entorno rural y ofrece cocina tradicional armonizada con toques creativos, en un menú donde destaca la frita de matanzas o la ensalada payesa, junto a sabores de la memoria dulce de la isla, como la “greixonera” o el “fláo”.